así comienza esta historia

Actualizado: mar 21

01 Enero 2012 rumbo a la gélida Cracovia, Polonia.


A veces viajo mentalmente al pasado y pienso ¿cómo hacía con todo?


Supongo muchos comparten esa sensación, a veces parece que todo tiempo pasado fue mejor - o más productivo por lo menos -, no sé.

A mis 26 años (si, empecé facultad muy tarde...) estaba a punto de terminar mi carrera, iba a clases 4 horas, trabajaba 8.45 y demoraba 2 horas cada día en traslados, además hacía 4 años que estaba casada ( ¡pero sin hijos todavía! ) uf! me canse de escribirlo nomás...


Arrancaba el año 2012 (literalmente), era la tarde del primero de Enero y me aventuraba a viajar por dos meses a la hermosa ciudad de Cracovia en Polonia. Comenzaba un viaje que nunca olvidaría. La experiencia de vivir fuera, por mi cuenta, en una ciudad donde no hablaba el idioma, donde tenia que trabajar con gente que no conocía y donde todo iba a ser novedad, ¡fue realmente increíble!

De todas formas (como solía pasar en ese entonces) mi mente de estudiante estaba ocupada con otra idea: necesitaba concretar mi pasantía del último año de la carrera que comenzaba en Marzo justo a mi regreso.

Recientemente me puse a pensar que ahí, sin saberlo, empezaba también este proyecto...


Le daba vueltas al asunto y sabía que no quería hacer una pasantía simplemente por cumplir, quería aprender y apropiarme de la experiencia.

A mi padre, de profesión Ing. Químico siempre le resultaba raro (por llamarlo así, jeje) conectar conmigo en el tema "MODA", pero habíamos hablado de la pasantía y una posibilidad era trabajar con cuero. Esa idea me fascinaba. Empezamos a pensar juntos (también con mamá, claro) en contactar a alguien conocido suyo de la industria química (el había trabajado casi 20 años en el rubro Pinturas) y así orientar mi investigación hacia el material, con foco en lo previo: el curtido, acabado y terminación del cuero.


Muy colgada, como siempre, decidí escribirle a mi viejo para pedirle su opinión. En ese momento se encontraba rumbo a Amsterdam, posiblemente en escala a algún otro lado, por laburo. Aunque faltaban meses, y yo estaba en la otra punta del mapa, mi mente necesitaba bajar esa idea a tierra. Así que le escribí.


6 ene 2012 16:44

"Como estas papo? Supongo que en viaje todavía.. Espero que no tengas esperas tan largas como las mías, me habías dicho que eran 6 horas en gru y otras 6 en ams? Es soportable.. Je!


Che papi.. Nada que ver con nada..pero te escribo ahora xa no olvidarme (en realidad no me olvide desde que lo mencionaste), mas bien para no dejarme estar. Te acordás que me habías dicho lo de la pasantía en (nombre de la empresa)? Decís que pueda seguir siendo una opción? Se que ahora estas en otra, pero cuando vuelvas me gustaría hablarlo contigo, ya que vi en la página que tienen hasta departamento de diseño!! Y que hasta trabajan para la industria del calzado.. Yo en principio me imagine que era solo para la ind. automotriz,.. Pero no se.. Me embale con eso.. Aparte xq hace un tiempo que le estoy dando vueltas a la idea de hacer zapatos! Me parece que se puede innovar bastante en ese rubro, y aparte puedo trabajar con mi profe de calzado que tanto me dio para adelante. Nose.. Veremos.


Bueno papo! Espero que llegues bien, que no te pegue mucho el jet-lag ni el frío (no sabes lo frío que estuvo hoy acá.. Capaz en ams este parecido, en Berlín lo estaba) te quiero papi.. Después hablamos y me das tu opinión."


¿Quién sabe cuando comienza a dibujarse el primer punto para iniciar el trazo? Continuará...

115 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo