Dinero, Moda y Poder.

Esta semana se celebra otra edición del Fashion Revolution Week bajo la consigna: Dinero, Moda y Poder.

El Fashion Revolution surge a raíz de un triste acontecimiento ocurrido en 2013 cuando el edificio Rana Plaza en Bangladesh colapsa dejando un saldo de 1134 personas fallecidas y alrededor de 2500 heridas. Este edificio albergaba varias fábricas de prendas de vestir y empleaba a unas 5.000 personas. Los trabajadores textiles de Rana Plaza fabricaban prendas para muchas de las marcas de moda más importantes del mundo como H&M, Zara (y más del grupo Inditex), Mango, Benetton, entre otras. Esta tragedia se convirtío en el cuarto desastre industrial más grande de la historia. Las víctimas eran en su mayoría mujeres jóvenes.
Fashion Revolution es una organización sin fines de lucro creada en respuesta a la tragedia de Rana Plaza. Cada año en el marco del aniversario del colapso se celebra la Fashion Revolution Week, el objetivo del movimiento es concientizar y cambiar la forma en que se obtiene, produce y comercializa la moda.

El colapso de Rana Plaza dejó en evidencia lo precario del sistema de producción y consumo textil a nivel mundial promovido por el movimiento Fast Fashion. Este modelo de negocio desarrollado a partir de los años 80 busca aumentar el número de colecciones de moda cada año para generar cada vez más (y nuevas) necesidades de consumo. Una película que recomiendo, donde se puede apreciar el impacto multidimensional del fenómeno Fast Fashion, es The True Cost. Este film ilustra a la perfección como repercute en la precarización sistémica del trabajo textil y la contaminación medioambiental provocando que la industria de la moda sea la segunda más contaminante del planeta.


Tres puntos clave


1. #WhoMadeMyClothes ( ¿Quién confeccionó mis prendas? )

En este sentido es importante considerar si la mano de obra que se emplea para fabricar nuestra indumentaria recibe condiciones dignas de trabajo y salario justo. Otro punto importante es conocer el origen de las prendas para darles visibilidad a sus creadores y generar transparencia respecto al punto anterior.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

2. #WhatsInMyClothes ( ¿Dé qué materiales están confeccionadas mis prendas? )

En este punto es importante reflexionar respecto al impacto medioambiental. Como guía, estas son algunas de las preguntas que me hago al momento de comprar cualquier articulo, pero sobretodo pensando en indumentaria:


Los materiales que componen mis prendas:

- ¿ parten de fibras/componentes naturales o artificiales ?

- ¿ van a ofrecerme una durabilidad acorde a la inversión que estoy realizando ?

- ¿ cuál es su tiempo esperado de vida en el planeta ?

- ¿ voy a poder reciclarlos, recircularlos y/o asegurarme que se biodegraden ?


3. #LovedClothesLast ( Enamorate de prendas que duren )

Las propuestas de Moda Lenta parten de este concepto vs. la modalidad de Moda Rápida que corre detrás del consumo y las tendencias. Si, suena muy inspirador, lo sé pero LO REALMENTE IMPORTANTE ES preguntarse lo siguiente:

La invesión que realizo hoy ¿ va a dar sus frutos ? Entonces, ¿vale la pena pagar un precio mayor por mayor valor agregado, cadenas de producción dignas y mano de obra/diseño local ? Yo creo que .

Este es un tema que en lo personal me preocupa y ocupa a diario. Considero que somos bastante hipocritas en lo que respecta a nuestra relación con el planeta y el consumo. Lejos de ser perfecta, cada día intento partir de estos filtros y hacerme las preguntas correctas para auditar mis propias elecciones de consumo y mi propuesta de diseño. Además pretendo influenciar positivamente a los que me rodean: familia, amigos y comunidad de INES OTT.


En el post Pensar la industria de la moda reflexiono acerca de las decisiones y acciones que impulsan a esta marca, podés acceder aquí.

Links:

Fashion Revolution

The True Cost Movie


Gracias por leerme, ahora te invito... ¿ te sumás a la revolución ?




35 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo